Aquí podrás resolver todas tus dudas

Consejos para aceptar críticas en el trabajo

Terminar un proyecto difícil que nos ha pedido nuestro jefe y éste, en vez de agradecernos nuestro esfuerzo, sólo saca a relucir las falencias. ¿Un clásico verdad?
Todos los días tenemos que interactuar con personas muy distintas entre sí y sobre todo, diferentes a nosotros. Cada uno de ellos es un mundo: expresa sus opiniones y tiene sus propias formas de actuar, por lo que siempre estaremos expuestos a las críticas. Es por ese motivo que debemos aprender a decirlas y recibirlas. Y lo más importante: hablar siempre en positivo, sin caer en descalificaciones ni mezclar los asuntos laborales con los personales.
La crítica dentro del ámbito laboral debe ser entendida como una oportunidad de aprender y mejorar. No obstante, debemos ser cautelosos, ya que una crítica mal hecha o mal interpretada, puede tener un efecto negativo en el receptor.
A continuación les dejamos algunos consejos para recibir bien las críticas:
1.- Estar conscientes de nuestras virtudes y defectos: es importante estar conscientes que no somos perfectos. Si recibimos una crítica y sabemos que nos molestan las críticas, aunque sean constructivas, es esencial que aprendamos a gestionar ese enojo inicial entendiendo la crítica como una ayuda para mejorar.
2.- Revisa tu trabajo: si te piden modificaciones a lo que has entregado, es importante que antes de volver a entregarlo lo revises de forma muy minuciosa para evitar esos pequeños errores que se pueden corregir fácilmente.
3.- No las tomes como algo personal: es habitual que percibamos una crítica como una señal de que a una persona no le caemos bien, pero no es así, se trata de saber que no podemos hacerlo todo perfecto.
4.- Procesa la información y aprende a escuchar: al recibir una crítica no podemos quedarnos solo en escuchar, sino que es esencial procesar la información, reflexionar y aprender del error.
5.- Comunícate: si hay algo con lo que no estás de acuerdo, hazlo con respeto y asertividad.